menú del día
Una #LeydeCultura que fomente las industrias culturales
Por:  / 24 julio, 2016
lo

Presume la secretaría de cultura en el apartado de noticias de su página de internet que se crearon más de un millón 25 mil empleos en el sector cultural, lo cual sin duda es una cifra de considerar, sobre todo por motivos de entender el tránsito de la economía mexicana, de economía manufacturera y exportadora a una en desarrollo integral, sin duda la cultura ofrece múltiples escenarios de explotación comercial, desde la puesta en marcha del valor patrimonial, hasta la mezcla del perfomance artístico con la arquitectura tradicional de las ciudades en México, son auténticas oportunidades de crear empleos especializados y derivados de los servicios que se requieran para generar un ambiente de aculturalización idóneo para el ecosistema cultural.

Esto es lo que “comunica la secretaría de cultura en torno a la supuesta creación de un millón 25 mil empleos en el sector cultural.

De acuerdo con información de la Cuenta Satélite de Cultura de México  los puestos de trabajo dell sector ascendieron en 2014 a un millón 25 mil, considerando además que esta base productiva generó el 2.8 por ciento del Producto Bruto en el periodo medido, lo cual representó 450 mil millones de pesos. Esto demuestra la importancia de la cultura en la economía nacional.

Lo anterior fue presentado por el secretario de Cultura, Rafael Tovar y de Teresa, en compañía de urlas autoridades del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Raúl Figueroa, director nacional de Cuentas Satélite del INEGI, refirió que desde hace más de 20 años la institución se ha especializado en estos conteos respaldados por la ONU para identificar y dimensionar la evolución de los flujos económicos generados por sectores como la cultura con base en variables como el empleo, el PIB y las actividades de mercado, de no mercado y otras que generan medios y servicios de manera gratuita con beneficio cultural para los hogares.

¿Podemos creerle a la secretaría de cultura?, es evidente que no todos los empleos generados a partir de las cifras que comunica dicho organismo son de calidad y con relación directa en el mercado de la creatividad en la cultura, sino que son derivados como atención a las personas que deciden consumir productos culturales. Es decir, la generación expansiva de empleos en el sector cultural en México de la que habla la secretaría de cultura, tiene que ver con la reciente asimilación de que la cultura es economía y bien atendido el patrimonio, incluso el turismo puede subirse a este tren comercial, del cual sin duda ya disfruan muchas agencias que se han enfocado en el turismo incluyente, consciente, y patrimonialista.

Lo más avanzado de este proceso activo de la cultura emanada desde la institución política encargada de ello es un vinculación de un programa de comedores comunitarios que la SEDESOL ha puesto en marcha y que la secretaría de cultura intervendrá con supuestas actividades integrales en los mismos para formar a la población en el uso de los tangibles e intangibles de la cultura para efectos de generar proyectos de vida con calidad humana.

Este programa, en entendido como el efecto práctico en el que 2 “secretarías de Estad0” se articulan en el desarrollo de nuevas soluciones a problemas viejos.

Las discusiones sobre la elaboración de la ley de cultura que se están dando en el país, giran en torno a las clases dominantes que desde el poder intentar comprender la cultura, evidentemente como algo selecto de extensa lejanía con la población en general y totalmente europeizados en aspectos tan aburridos como la música clásica y demás.

Así pues, una ley de cultura totalmente de cara a la creación de condiciones para crear caldos de cultivo que den brotes verdes de nuevas economías especializadas en el desarrollo de la población, es simple y clara, y debe ir pensada para la población que día con día realiza múltiples actividades en beneficio de las dinámicas de creación de industrias culturales.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Narcobloqueos: miedo a la incertidumbre
En Guadalajara solía creerse que nada pasaba, que éramos una ciudad de orden y de acuerdos. En la ciudad vivían las familias de los narcos, justo porque era un lugar neutral, un lugar tranquilo. Tras los narcobloqueos del pasado 1 de mayo esas creencias se desdibujaron y nos colocaron en una situación de incertidumbre.