menú del día
Home / , , , / Si, te vamos a ayudar (Beltrones enfurecido)
Si, te vamos a ayudar (Beltrones enfurecido)
Por:  / 11 agosto, 2015

GUADALAJARA3.0/Carlos Villa

Un mes antes de realizarse los comicios de 2012, el diario Milenio publicó una encuesta que presentaba a López Obrador como favorito para ganar la elección a la Presidencia de la República, dejando con varios puntos atrás al candidato tricolor que formaron Televisa y ciertos grupos de poder; Enrique Peña Nieto.

En los pasillos del CEN del PRI se encontraron Peña Nieto y Manlio Fabio Beltrones, junto con los acompañantes de ambos. Por su parte, Beltrones llevaba en las manos los resultados de dicha encuesta y comentó en tono de pregunta a Peña si había visto los números. Dicen que el candidato priista tenía los ojos enrojecidos y pasaba por una crisis de desánimo, por lo que solamente exclamó: ayúdenme. “Sí, te vamos a ayudar”, contestó Manlio.

En los días que siguieron a esta lacónica conversación, aparecieron las controvertidas tarjetas Soriana, con las que se pagó dinero a votantes que al sumar varios millones lograron ubicar dicha candidatura en posición de triunfo y ganar finalmente con un margen de ventaja suficiente para evitar un conflicto pos electoral, como el que ocurrió en 2006.

Alguien o algo, aparte de la descomunal campaña orquestada por la televisora que comparte el poder en México, hizo que el presidente actual ganara en aquél entonces. Fue una intervención subterránea, invisible pero con efectos inmediatos y contundentes la que provocó el regreso del PRI a la Presidencia.

¿De dónde vino el dinero para la compra de unos tres millones de votos? Como sea, esa suma llegó, se distribuyó y ahora se cobra. Con la nave nuevamente hundida, entra, para ser el timonel de todo el aparato, el personaje que fuera secretario particular de Fernando Gutiérrez Barrios a quien ayudó a dirigir la temible Dirección Federal de Seguridad, (DFS) policía política en cuyas funciones se incluían los acuerdos con los narcotraficantes del país, entre otras fechorías.

El mismo ex senador, ex gobernador, diputado coordinador de la bancada de su partido y operador político con amplia experiencia, se hace cargo de los asuntos ya muy descompuestos que tiene hoy el partido y el gobierno a cuestas.

Este personaje fue el controvertido “entrevistador” de Mario Aburto poco después de que cometiera el crimen contra Luis Donaldo Colosio. Por órdenes directas de Carlos Salinas de Gortari se le dejó estar unas horas con él. Sin tener cargo alguno en cuestiones de procuración de justicia o investigaciones policíacas; era entonces el gobernador de Sonora, se le encomendó dicha misión aparentemente con la intensión de que de alguna forma persuadiera al asesino para que cambiara la declaración que dio, misma que implicaba como autor intelectual al hermano del presidente, Raúl Salinas. Recordemos también que su hermano Alcídes Beltrones habilitó mediante una credencial al supuesto segundo tirador

Othón Cortés e igualmente rentó el auto en el que este viajó, junto con el general Domiro García Reyes, hacia Lomas Turinas.

La PGR “soltó” al detenido, esposado y envuelto en un colchón. Se presume que fue conducido a una playa con la idea hacer que cambiara su versión mediante métodos de tortura.

Desde entonces Manlio Fabio Beltrones ha permanecido en lugares clave dentro del PRI. Operó para que ganara Peña Nieto, logrando hacerlo cuando las cosas no estaban a favor.

Casi tres años después, a la mitad del período de gobierno peñista y nuevamente metido en problemas que lo colocaron a punto del naufragio, aparece en escena con un papel estelar este deshacedor de entuertos. Ahora el gobierno, el PRI y el presidente son ya de él (y de sus representados).

Buscará desde el nuevo cargo ganar las gubernaturas que se disputarán el próximo año y con ello perfilarse a la presidencia en 2018, sin embargo, faltaría conocer más sobre los expedientes que por encargo de la CIA y de la DEA, se le han elaborado en Estados Unidos, país al que por cierto no viaja. Quizá, por este detalle, él se descarta para construir su propia candidatura, sin embargo está probado que puede ser el responsable de otro candidato y llevarlo a los Pinos. Por ahora, su misión está en mantener al ocupante que insiste en destruirse solo con todo y el país. Ni modo, hay que seguirlo ayudando.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Narcobloqueos: miedo a la incertidumbre
En Guadalajara solía creerse que nada pasaba, que éramos una ciudad de orden y de acuerdos. En la ciudad vivían las familias de los narcos, justo porque era un lugar neutral, un lugar tranquilo. Tras los narcobloqueos del pasado 1 de mayo esas creencias se desdibujaron y nos colocaron en una situación de incertidumbre.