menú del día
Home / , , , / La cultura como medicina social
La cultura como medicina social
Por:  / 28 diciembre, 2015

Imagen: PEXELS.

Del 28 de Noviembre al 6 de Diciembre en la ciudad de Guadalajara pudimos disfrutar de la 29° Feria Internacional del Libro. Un magno evento donde pudimos encontrar desde nuestro autor favorito hasta nuestro próximo gran amor. Una celebración de la letra y la cultura que muestra una vez más que el camino a la unión de los pueblos yace en la promoción cultural.

Inmersos en el aroma de un libro nuevo, café prensado y lociones personales, recorrí los pasillos de la que yo considero una de las ferias culturales más grandes del país. Pude escuchar lenguas conocidas como el Español, Inglés y Francés, descubrí el Hindi, el maravilloso acento escocés y un par de lenguas que ni siquiera tuve tiempo de indagar.

En medio de ese pasillo central pude vislumbrar lo que en realidad se celebra año con año en la FIL. Por supuesto que el tema central es la lectura, sin embargo, evidencia más grande no se puede tener, que cuando un pueblo cultiva su mente, su fruto es la tolerancia y el respeto. Aunque los resultados de la edición 2015 aun no son presentados, hemos de considerar que en 2014 765,706 personas entraron al recinto de Expo Guadalajara para embeberse de prosa y verso, sin duda alguna este año ese número será superado. Imaginemos cualquier evento donde asistan más de medio millón de personas. Difícilmente se puede vislumbrar en evento de tal magnitud sin percances ni roces y sin embargo, en medio de ese palacio cultural, las personas caminaban pacientemente, leían, reían, indagaban, conversaban, coqueteaban en un ambiente de paz  y respeto.

La FIL es estandarte y una celebración del amor a la cultura, el arte, la creación más humana, donde todos podemos entrar a guarecernos de la ignorancia pasional del día a día que nos lleva al sufrimiento. ¿A que me refiero?  En mi acercamiento personal al budismo he descubierto una visión de vida que me parece lógica y racional. El sufrimiento humano no conoce sectarismos. El alemán sufre igual que el mexicano, el musulmán igual que el judío, el hombre igual que la mujer y el heterosexual igual que el homosexual. El sufrimiento humano, siendo universal, no puede ser curado por remedios ni propuestas sectaricas, debe ser atendido y resuelto por una cura universal expresaba el maestro S.N. Goenka en un discurso pronunciado en la ONU.

¿Y qué tiene que ver la cultura?

La cultura es semilla de tolerancia, solo mediante el auto conocimiento y el descubrimiento de culturas y tradiciones tan distintas a las propias y sin embargo, creadas por humanos tan parecidos a nosotros, nos puede llevar a crear un mundo donde la paz no sea una búsqueda ni una meta insalvable si no un estilo de vida. El domingo 29 de Noviembre de 2015, con una penumbra invernal a las 8:00 pm el Foro FIL se empezó a llenar de seres  en búsqueda de entretenimiento. Un grupo de Brit Folk tocaría durante 2 horas y media para los espectadores que jamás pudieron imaginar lo que iba a suceder. Al ritmo de gaitas, flautas y percusiones, un público pintado de distintas razas, países, religiones y sexos entro en calor humano, en calor hermano, y empezó a bailar, cantar, reír y gozar los frutos de la cultura y el arte humano. En un círculo, unidos por los brazos y enarbolados en una sola voz, mexicanos, indios, ingleses, escoceses, alemanes y varias nacionalidades más celebramos el placer de vivir compartiendo nuestra alegría sin esperar nada a cambio.

¡Larga vida a la celebración de la cultura, larga vida a la FIL y larga vida a la cura del sufrimiento humano mediante el auto conocimiento!

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Narcobloqueos: miedo a la incertidumbre
En Guadalajara solía creerse que nada pasaba, que éramos una ciudad de orden y de acuerdos. En la ciudad vivían las familias de los narcos, justo porque era un lugar neutral, un lugar tranquilo. Tras los narcobloqueos del pasado 1 de mayo esas creencias se desdibujaron y nos colocaron en una situación de incertidumbre.