menú del día
Home / , , , / “La ciudad que queremos debe ser ejemplo de buen gobierno, de responsabilidad, funcionalidad y transparencia” Alfaro
“La ciudad que queremos debe ser ejemplo de buen gobierno, de responsabilidad, funcionalidad y transparencia” Alfaro
Por:  / 7 abril, 2015

 

GUADALAJARA 3.0/Estefanía Ruelas11134278_553407354798095_219905093_n

(7 de abril del 2015).- Junto con los candidatos de Movimiento Ciudadano para las alcaldías municipales, el día de ayer en punto de las 10:00 horas se presentó la estrategia de gobierno que propone Enrique Alfaro para el Ayuntamiento de Guadalajara.

Enrique Alfaro, líder en todas las encuestas dadas a conocer hasta el momento, ha presentado la propuesta de Movimiento Ciudadano para la ciudad de Guadalajara, haciendo uso de una estrategia que se basa  en el análisis del estado actual de la ciudad. Éste considera fundamental para el proceso electoral que las personas recuerden qué es lo que le pasó a la Zona Metropolitana en épocas recientes y quienes son los responsables de ello: “Antes de proponer, es necesario establecer un diagnóstico de la ciudad”.

El evento comenzó con la proyección del documental “Del abandono a la esperanza”, realizado con la colaboración de académicos, investigadores  y especialistas en diversos rubros como urbanística, materia social, economía y finanzas, además de contar con el testimonio de personajes que conocen de cerca el desarrollo de Guadalajara como metrópoli. Éste explica el nacimiento y desarrollo de Guadalajara como segunda ciudad en importancia del país, mostrando sus etapas de esplendor y mayores aportes al país como motor económico y centro cultural, hasta llegar a la etapa contemporánea en que la ciudad se ve sobrepasada por una serie de problemáticas estructurales.

El propósito del documental fue exponer un diagnóstico de la ciudad  y  establecer el punto de quiebre en que comenzó su decadencia, fijado en 1982. Se señala que es a partir de esta fecha en que los gobernadores y líderes políticos perdieron la línea que se había llevado por décadas en cuanto a desarrollo y planificación, que iba encaminada a crear una “ciudad compacta”. Se muestra que por el contrario, se han realizado obras públicas calificadas como carentes de propósito e impacto positivo en la población, generando problemas de movilidad e ineficiencia en el uso del espacio público. Además se mencionaron otras cuestiones que aquejan a la sociedad tapatía, como la desigualdad y polarización de la inversión pública, la inseguridad, la falta de cobertura social, así como la corrupción y existencia de intereses privados.

Posteriormente Enrique Alfaro procedió a pasar al estrado y pronunciar su discurso, en el que afirmó que su equipo no va a convertir la elección en una “subasta cínica e irresponsable” de promesas que nunca se cumplen: “La ciudad que queremos debe ser ejemplo de buen gobierno, de responsabilidad, funcionalidad y transparencia. Las instituciones le servirán a la gente y no seguirán siendo las promotoras del abuso y la perversión del poder. Los servicios públicos serán de calidad y garantizarán el funcionamiento cotidiano de la metrópoli. Tendremos finanzas sanas y el presupuesto se usará con racionalidad y austeridad”. Además mencionó su compromiso por un gobierno perceptivo y con amplia participación social.

11129364_553407068131457_177642498_n

De esta manera dio arranque la campaña de Movimiento Ciudadano, después de tres años trascurridos desde que el candidato a la presidencia municipal de Guadalajara perdiera la gubernatura del Estado de Jalisco. Al evento que se llevó a cabo en una de los salones de la Expo Guadalajara acudieron candidatos y colaboradores de la Alianza, así como ciudadanía que ha puesto su confianza en el movimiento. Entre aplausos y coros de apoyo para estos, se hicieron sentir los ánimos renovados de los asistentes que abarrotaron el lugar.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Narcobloqueos: miedo a la incertidumbre
En Guadalajara solía creerse que nada pasaba, que éramos una ciudad de orden y de acuerdos. En la ciudad vivían las familias de los narcos, justo porque era un lugar neutral, un lugar tranquilo. Tras los narcobloqueos del pasado 1 de mayo esas creencias se desdibujaron y nos colocaron en una situación de incertidumbre.