menú del día
@FEU_UdeG una bandera para venderse a los círculos rojos, políticos
Por:  / 2 julio, 2016
rusa

La Federación de Estudiantes Universitario de la ahora “benemérita” Universidad de Guadalajara, mejor conocida como FEU, históricamente ha sido un instrumento de poder para captar a los “talentos” carismáticos que más resaltan en las distintas licenciaturas que componen la red universitaria, a sabiendas de que la UdeG es un espacio donde la política se cocina igual que en la casa, todos los días, es preciso destacar que prácticamente ningún perfil se desvincula o no se conecta a ella.

Tal es el caso de Rafael Valenzuela, él auto proclamado líder estratega y coordinador general de las campañas que han creado el “efecto Alfaro”, él mismo que dice lo siguiente para tercera vía, donde acepta haberse vinculado a la FEU para efectos de iniciar su trayectoria en la “estrategia política”:

Un viejo amigo me pidió que le ayudara a hacer la campaña al presidente de la FEU (Federación de Estudiantes Universitarios) de la Universidad de Guadalajara y le diseñé la estrategia. Así le ganamos a Raúl Padilla, siendo la primera vez que él ha perdido algo en la Universidad.

Para él gran estratega que se atribuye haber sido el artífice del efecto Alfaro en sí, la FEU es su primer carta de presentación ante una entrevista con tercera vía, un medio digital que no es cualquier sitio.

vale

Así pues, él magnifico estratega ganador de múltiples premios de organizaciones que se enfocan en el marketing político internacional, no fuera nada, si no hubiera derrotado a Padilla, en su propia casa, la FEU, nada más y nada menos que al caballero de honor por la legión francesa.

De la misma forma, es conocido que Raúl Padilla manipula la federación, ante esto, la pregunta natural es, ¿sí en dicho momento Rafael Valenzuela (arengado por él) le quitó la FEU a Raúl Padilla, ahora quién la controla?, cabe destacar que dicha FEU, la cual él consultor político de vanguardia arenga públicamente que le quitó a Raúl Padilla contra viento y marea, es la FEU de hace 3 trienios.

La FEU es un instrumento de poder a merced de quienes quieran (y puedan) darle un uso, hasta cierto punto es autónoma de Raúl Padilla, sí y solo sí, así se instrumentalize, sin embargo durante su historia ha servido como grupo de choque, donde la energía de sus integrantes es destinada comúnmente a la protesta o el señalamiento de actores políticos consolidados en la escena estatal, tan solo basta recordar como se uso para combatir a Emilio, quien fue uno de los “gobernadores” que intentaron hacerle frente a Raúl Padilla.

La FEU ha sido señalada incluso de convertirse en un instrumento del priísmo, ahora en el ocaso en Jalisco, su antigüo dirigente Marco Antonio Nuñez Becerra (hoy estudiante de doctorado en Barcelona, financiado siempre por la UdeG, y vinculado siempre a Rafael Valenzuela ya que también le diseñó su campaña), usó el recurso que la federación contiene para asignarlo desde entonces a la recién emancipación de Rafael Valenzuela de la casa de publicidad heurística vinculada totalmente a Raúl Padilla, la UdeG y el Gobierno del Estado de Jalisco.

marqui

opera

Marco Antonio  quien abiertamente se ha declarado pro zapatista, instrumentalizó la FEU a merced del PRI en la coyuntura 2012 para que se pudiera jugar en las dos canchas, en la de Alfaro y en la de “Aris”, si bien es cierto que estos últimos 2 son amigos, el control sobre la base de sus pirámides siempre debe estar en otras cúpulas y estas mismas en la coyuntura de las elecciones 2012, eran encabezadas por Marco Antonio Nuñez que para el PRI tenía una cara y por Rafael Valenzuela que en ese momento diseñaba el efecto Alfaro, en torno a la instrumentalización de la FEU.

Durante esta coyuntura los perfiles que no se disciplinaron a la lógica de Rafael – Marco, fueron desconocidos para efectos de continuidad en cualquiera de los 2 “proyectos”, los alfaroliebers y con los aristogatos.

La FEU es un instrumento de poder que corporativiza, el potencial talento de los/as universitarios/as participativos/as debido a que desde las nóminas de sus secretarías, se comienza a entender la política como el clientelismo que en lo macro resulta, por ello esta disputa 2016 resulta fundamental para que la FEU ya no orbite alrededor de Rafael Valenzuela o de Raúl Padilla.

Pd. Lamentable que “ex estudiantes de la UdeG y estudiantes” vinculados a movimientos tipo el FAU entre otros que durante todos sus inicios estudiantiles vivían de señalar al padillismo y rechazar al feuísmo ahora formen parte de la plantilla de trabajo de Rafael Valenzuela, ¿sabrán qué este último estará compitiendo la federación de universitarios vía “él netito” su delfín en esta coyuntura?, ya les tocará “pensar” irónicamente en algún tipo de contenido programático para esto. Así es la vida. Un día se es revolucionario de boquilla al otro hay que llevar algo a la boca

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Narcobloqueos: miedo a la incertidumbre
En Guadalajara solía creerse que nada pasaba, que éramos una ciudad de orden y de acuerdos. En la ciudad vivían las familias de los narcos, justo porque era un lugar neutral, un lugar tranquilo. Tras los narcobloqueos del pasado 1 de mayo esas creencias se desdibujaron y nos colocaron en una situación de incertidumbre.