menú del día
Home / , , , / Enrique Alfaro y la Economía Popular
Enrique Alfaro y la Economía Popular
Por:  / 17 noviembre, 2015

Luis Luna-Angulo/Guadalajara 3.0

En los últimos días, la opinión publica tapatía estuvo volcada sobre un tema puntual; la reubicación de los comerciantes ambulantes en el primer cuadro de la ciudad, como parte de la reactivación de espacios públicos en la ciudad de Guadalajara.

Un tema crispado, considerando la histórica relación clientelar que este sector de la economía informal ha mantenido con el PRI, tanto en el contexto estatal, como municipal y nacional.

Las criticas fueron en una sola dirección, el PRIISMO jalisciense con la maquinaria que aun le queda activa en el estado (medios de comunicación, cooptación sindical, merolicos disfrazados de lideres de opinión, como José Antonio Fernández), trato de resistir irracionalmente tratando de captar todo el capital político disponible en esta situación tensa de la actual administración con este sector en crecimiento, en detrimento de estos vendedores obligados a modificar su forma de trabajo.

Cómo es común en la sociedad tapatía, el debate se centra en superficialidades que nada abonan a la compresión de un fenómeno creciente en nuestra realidad social.

Los vendedores ambulantes, los limpia brisas, los músicos de semáforo, y cualquier expresión de la mal llamada economía informal, son personas que quedaron excluidos de una formalidad laboral en retirada, no conocen la vida de la empresa, la fábrica, el taller, nunca gozaron de un sueldo digno, vacaciones, aguinaldo, seguro social, ni un sindicato que los proteja de los abusos. Solo conocen el control de caciques que se aprovechan de su situación por pura cuestión electorera y monetaria.

Todas estas personas tuvieron que salir a la calle a inventarse el trabajo, revolver la basura en la noche fría para juntar plástico, papel y cartón, vender baratijas en trenes y colectivos, aprender a producir artesanías para subsistir, tirar la manta en la calle frente a la mirada adusta de la policía, subirse a la moto arriesgando la vida para llevar mensajes y encomiendas, o limpiar la casa de desconocidos sin ninguna seguridad. Todos estos compañeros fueron creando, desde esos basurales sociales producidos por la irresponsabilidad de los gobiernos frente al mercado, ejemplos de trabajo, organización, lucha y dignidad.

Todo este fenómeno ‘’Económico popular’’, no está aislado de la economía formal estatal, ni global, los puntos que comparte con esta ultima son bastos en términos de producción y consumo. Pero tiene una cuestión medular que la distingue: los medios de producción, los medios de trabajo, están en manos de los sectores populares.

El reconocimiento de la naturaleza de este fenómeno por la actual administración del municipio de Guadalajara presidida por Enrique Alfaro, es medular en la construcción de nuevos medios de inclusión de este sector creciente en el aparato estatal y sus tres dimensiones. Un paso en la dirección correcta por parte de esta administración en pro de la relación de la municipalidad marcaria una pauta que no solo mejoraría la calidad de vida de este sector en el corto y mediano, si no que podría ser un ejemplo para otras entidades en el tratamiento de esta temática.

Deja un comentario
Te puede interesar
Lo más reciente
tenemos una cita
Narcobloqueos: miedo a la incertidumbre
En Guadalajara solía creerse que nada pasaba, que éramos una ciudad de orden y de acuerdos. En la ciudad vivían las familias de los narcos, justo porque era un lugar neutral, un lugar tranquilo. Tras los narcobloqueos del pasado 1 de mayo esas creencias se desdibujaron y nos colocaron en una situación de incertidumbre.